Rebelión
Nacional

Ensenada, cercada por un muro de contenedores

El miércoles 26 el cabildo de Ensenada aprobó el cambio de uso de suelo de turístico a industrial en favor de una empresa harinera. En opinión de los vecinos que se oponen a la creciente movilización de contenedores –pues ya “cercan” áreas enteras de la ciudad–, esa autorización permitirá que muchas compañías, hasta ahora frenadas por violar las normas de edificación y el uso de suelo, puedan seguir acumulando y moviendo esos enormes contenedores que ponen en riesgo a la población y obstruyen el paisaje urbano.

ENSENADA, BC. (Proceso).– El municipio de Ensenada, tercero en población de Baja California y ubicado a una hora de Estados Unidos, recibe al viajero con un escenario contrastante: el frío oleaje del océano Pacífico y cientos de cajas de colores apiladas a lo largo del camino.

Tras pasar la caseta de peaje de San Miguel y siguiendo la carretera federal número 1, la constante son estos enormes equipos de metal, parecidos a vagones, rumbo a la delegación de El Sauzal de Rodríguez, antiguo poblado pesquero.

Dentro del medio marino están identificados con las siglas TEU (Twenty-foot Equivalent Unit, contenedor de 20 pies). Este es el más popular, aunque también puede haber de 40 pies (FEU) y son usados globalmente para medir el tamaño y la capacidad de los buques, además de calcular la actividad portuaria.

La Administración del Sistema Portuario Nacional (Asipona) de Ensenada usa fotografías de buques cargados al tope para presumirse como “el puerto mixto más importante de México” y punto estratégico por estar a solo 110 kilómetros de la frontera sur estadunidense.

No obstante, la ubicación de El Sauzal se ha vuelto una desventaja para los pobladores: al estar a unos 10 kilómetros del recinto portuario de Asipona, las empresas transportistas hacen un recorrido corto para llegar a los patios de servicio, lo que ha generado que El Sauzal sea considerado “un patio de maniobras y estacionamiento indebido”, pues los choferes prefieren apearse en los acotamientos, incluso sin luces, en vez de pagar el Centro Regulador de Transporte (CRT), que es una pensión a cargo de la Asipona.

Habitantes de Ensenada, particularmente de la delegación El Sauzal de Rodríguez, exigen al gobierno federal que intervenga en la regulación de los patios para estos contenedores marítimos, pues las miles de cajas que anualmente llegan al puerto representan un riesgo para sus viviendas y una clara violación a los usos de suelo habitacional y turístico.

La población afectada considera que la ciudad se volvió “el basurero de Long Beach”, al irse acumulando los contenedores vacíos en la localidad en lugar de ser llevados al puerto californiano.

Durante años han denunciado que estos equipos, de hasta 28 toneladas, “cercan” su vida cotidiana al apilarse a un costado de casas y a poca distancia de un centro escolar en esta delegación. La invasión incluye la deforestación para ampliar áreas de depósito, exponen.

El sector empresarial, por su lado, justifica los 203 mil TEUs movilizados en 2022 (que implica el incremento de 213% en los últimos nueve años) con la derrama económica directa que generan: hasta 25 millones de pesos diarios. Y alega que el fondo es un “problema de planeación” del uso de suelo, que autoridades de los tres niveles han soslayado durante años.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2426 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

TEPJF ordena que Layda Sansores se disculpe públicamente con diputada del PRI por violencia política de género

Rebelion

Putin asiste a ejercicios de fuerzas nucleares con lanzamientos de misiles balísticos

Rebelion

Elon Musk completa la compra de Twitter y despide a los principales directivos

Rebelion