Rebelión
Nacional

Así son los autos más baratos del mundo: desmontables, se compran en línea y llegan por paquetería

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – En menos de una semana se han dado a conocer dos automóviles eléctricos que se definen como los más baratos del mundo.

Uno es sueco y otro es chino. Se compran por internet, son desmontables y llegan por paquetería a la casa del comprador.

Este 28 de abril se dio a conocer el automóvil ChangLi S1-Pro, con un costo aproximado de 20 mil pesos mexicanos (mil 131 dólares). Es propiedad de la empresa Changzhou Xili Car Industry, que nació en 1996 para fabricar triciclos y vehículos pequeños que ofrece el mercado local o que se comercializan por medio del sitio web Alibaba.

Es un modelo cien por ciento eléctrico que tiene 2.4 metros de largo. Transporta hasta a tres personas. Está pensado para distancias cortas. En China se emplea como taxi en el interior de las poblaciones. Alcanza los 40 kilómetros por hora y 50 kilómetros en una sola carga de su batería. Tiene faros suplementarios y rieles en el techo para transportar objetos.

De acuerdo con el sitio web mibolsillo.us, si se solicitan más unidades, su precio puede bajar a 996 dólares, alrededor de 18 mil pesos. Según el portal, están diseñados para que el propio comprador lo ensamble una vez que su caja llegue al domicilio, lo que puede tardar un mes.

Según el diario argentino La Nación, por el momento es exclusivo del mercado asiático.

El 23 de abril se dio a conocer el coche eléctrico que vende la tienda sueca Ikea, que es muy barato y es enviado a la casa del comprador, donde personal de la empresa lo desmonta. Mide 2.7 metros de largo, 1.53 de ancho y 1.44 de altura, pesa 380 kilos, es biplaza y tiene un tanque de 267 litros.

El auto es enviado a través de la empresa sueca Luvly, conocida por su peculiar sistema de envío, similar al de Ikea: los coches se fabrican por piezas y se envían así a su lugar de destino, para aprovechar los envíos en un contenedor con capacidad de transportar 4 automóviles sin desmontar y 20 desmontados.

La compañía tendrá distintas factorías regionales encargadas de ensamblarlo.

El método para seguir aplica a todos los modelos, como un deportivo de tres ruedas o una pequeña furgoneta, aunque a la fecha solo ha salido uno llamado Luvly 0, enfocado al uso urbano, con dimensiones muy reducidas, consume poca energía y maximiza el interior.

Su diseño es un minimalista, tiene un parabrisas grande y un corte recto en la parte trasera, las luces son muy discretas y las ruedas van colocadas en los cuatro extremos de la carrocería. Alcanza los 90 kilómetros por hora.

Cuenta con una batería de 6.4 kilowatts, dividido en dos módulos extraíbles, cada uno con un peso de 15 kilos, por lo cual se pueden cargar en casa. Consume 6 kilowatts por cada 100 kilómetros.

La marca permite apuntarse en su web para hacer pedidos, con un precio de partida de 10 mil euros, es decir, 197 mil 686 pesos mexicanos.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

“Sorpresa mayúscula”: crece la economía mexicana 1% en agosto

Rebelion

Vuelve uso obligatorio de cubrebocas a Puebla

Rebelion

Megacable rechaza propuesta de Televisa para fusionarse con Izzi

Rebelion