Rebelión
Nacional

Mujeres marchan en México, el país de 64 millones de víctimas

Este 8 de Marzo, Día Internacional de Mujer, miles de ellas salieron a manifestarse en distintas ciudades de México para exigir una vida libre de violencias —feminicidio, agresiones sexuales, desaparición, violencia doméstica, laboral y otras—, además de que pugnaron por la defensa de sus derechos sexuales y reproductivos.

Marcharon varias pero 64 millones 540 mil 634 mujeres que habitan en México han padecido al menos un tipo de violencia, según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2021 que refiere entre otras cosas, que a nivel nacional el 70.1% de las mujeres de 15 años y más, han experimentado al menos un incidente de violencia o discriminación, ejercida por cualquier persona agresora.

En Nayarit, a los contingentes se sumaron mujeres familiares de víctimas de desaparición, mujeres con discapacidades, trabajadoras sindicalizadas, jubiladas y otras que no habían participado en las actividades de años anteriores.

En esta entidad además de la despenalización del aborto y legislación para el acceso a salud reproductiva gratuita, de calidad y sin criminalización, también pugnaron por la defensa de derechos laborales y derechos adquiridos; para impulsar la ley contra la violencia vicaria, además de garantizar búsqueda de personas desaparecidas, principalmente mujeres, con enfoque de género y contextos de seguridad.

Las mujeres realizaron intervenciones en la muralla de protección de la catedral de la Asunción en Tepic, para colocar un memorial por las mujeres agraviadas por feminicidios, desaparición y otros delitos; además de que colocaron una pañoleta verde para exigir que el Estado laico legisle a favor de la interrupción legal del embarazo.

En Morelos, que desde agosto de 2015 tiene vigente en 8 municipios la Alerta de Género por Violencia contra las Mujeres por 530 feminicidios ocurridos entre el 2000 y 2013, a la fecha ha acumulado mil 333 feminicidios; aunado a que este 8 de marzo fue asesinada una mujer a balazos en la colonia Miraval, de Cuernavaca.

La marcha bajo el nombre “Ante la impunidad machista, ¡Unión Feminista!, fue convocada por 27 colectivas feministas y mujeres autoconvocadas; en esta ocasión se permitió la presencia de hombres e infantes familiares de víctimas de feminicidio y desaparición.

La marcha inició en la glorieta de Tlaltenango, situada al norte de Cuernavaca, y se dirigieron hacia la sede del Poder Judicial del Estado de Morelos donde sobresalieron consignas de reclamo por irregularidades y omisiones frente a la violencia vicaria: “Señor , señora no sea indiferente nos roban a los niños con ayuda de los jueces”; “Jueces vendidos, niños perdidos”.

Las mujeres llevaron un féretro intervenido con bordados de los nombres de mujeres víctimas de feminicidio, mientras gritaban “Ni una más ni una más, ni una asesinada más” y “Nos queremos vivas”.

Resaltó que durante la intervención del edificio, sede del Poder Ejecutivo, desde adentro lanzaron bombas de humo hacia las mujeres e infantes, por ello, Melissa Fernández, vocera del comité organizador de la protesta, condenó esta acción que presuntamente encabezó el gobierno de Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Y en el mensaje de los contingentes para las autoridades resaltó la exigencia de presupuestos y gobiernos con enfoque de género, seguridad, acceso a la interrupción legal del embarazo, legislaciones con enfoque de género, protección a las infancias y otros.

También marcharon en Guadalajara, donde se calculó la participación de 70 mil manifestantes quienes además de las consignas constantes de violencias contra las mujeres, sumaron las agresiones y acoso denunciadas en la Universidad de Guadalajara, señalando a docentes, y trabajadores de la institución.

Las marchas tuvieron distintos destinos emblemáticos como la Glorieta de los Niños Héroes, o conocida ahora como la Glorieta de Las y los Desaparecidos; también la Glorieta de la Minerva y el Palacio de Gobierno, en cada uno de estos sitios, las mujeres intervinieron los espacios para reclamar por las muertes de mujeres y violencia de las que son objeto en distintos ámbitos de la vida.

Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) –que no ha actualizado datos desde enero– asegura que han ocurrido 68 feminicidios en el país, siendo Oaxaca el primer lugar con 10 casos tipificados –aunque defensoras de derechos de las mujeres refieren que en marzo ya se cuentan 28–, y el Estado de México y Veracruz, caracterizaron 7 casos cada uno; en 9 estados no hay registro de este delito.

Justamente en Oaxaca, mujeres morenas, blancas, de pelo negro, morado, café, vestidas con enaguas, huipiles, y ropa oscura, protestaron por la igualdad de derechos y una vida libre de violencia, portaron carteles en zapoteco y castellano, vistos por las calles de la ciudad de Juchitán, quienes reclamaron la falta de justicia y una vida libre de violencia.

En Ixtepec, Oaxaca, las mujeres protestaron para exigir justicia por el feminicidio de Vilma, una mujer que fue asesinada el 9 de marzo del 2022. Realizaron una altar con flores, velas y fotografías, para recordar la impunidad que se vive por la violencia feminicida que ha trastocado diversos hogares en Oaxaca.

“Los muros no nos representan, hay que quemarlo todo por la hermana que sufre violencia”, recordaron mientras irrumpieron tiendas y también en las instalaciones de la Secretaria de Turismo, en donde extranjeros documentos para quemarlos.

Las activistas y feministas recalcaron que “destrozar muros y paredes” pareciera que pesa más que la vida de las 41 mujeres que han sido asesinadas en la administración del morenista, Salomón Jara Cruz.

La protesta comenzó en la fuente de las 8 regiones, posteriormente al llegar al Parque El Llano, ingresaron a la secretaria de turismo en donde accionaron con quemaron documentos. La marcha avanzó hasta llegar al zócalo de la ciudad, en donde también irrumpieron mesas y sillas de restaurantes.

Posteriormente se dirigieron al palacio de gobierno, en donde accionaron y quitaron las vallas instaladas a propósito de estas protestas.

Asimismo en Toluca, la capital mexiquense, se calculó la participación al menos 4 mil mujeres, quienes reclamaron al estado la violencia extrema contra mujeres, culminadas en feminicidios, además de desapariciones; por ello realizaron intervenciones en los portales de la ciudad, sedes de los Poderes y otros espacios emblemáticos del centro histórico.

En otras 26 localidades también las mujeres salieron a las calles a exigir una vida libre de violencia.

Esta entidad ocupa el primer lugar de homicidios dolosos en contra de mujeres, según la estadística del SESNSP que revela, durante enero del 2023 se registraron 34 delitos de este tipo, el segundo lugar lo ocupó Guanajuato con 32, y en Baja California 22 mujeres fueron asesinadas.

Pero en ese mes, enero, el Estado de México también dominó las cifras respecto a lesiones dolosas contra mujeres con mil 096 casos reportados.

Las mujeres de Chihuahua también marcharon desde el monumento de Francisco Villa hacia palacio de gobierno y en estos sitios exhibieron los nombres de violentadores, principalmente agresores sexuales y deudores alimentarios.

Lanzaron consignas para exigir seguridad y justicia para los casos de feminicidio, desaparición y violencias contra las mujeres.

En Puebla, las colectivas de feministas y contingentes que participaron en las manifestaciones de este día, reportaron que policías municipales retuvieron a dos mujeres, identificadas como Karime “N” y Dafne “N”, quienes fueron esposadas y subidas a una patrulla sin órden de aprehensión, ante el reclamo de otras mujeres que en algunos casos, videograbaron el suceso.

Por esta acción, las manifestantes exigieron justicia y la liberación de sus compañeras.

En Guanajuato predominaron las marchas pacíficas a pesar del contexto de violencia generalizada; sin embargo se reportó el incendio de puertas y ventanas del ayuntamiento en León, donde las mujeres externaron sus consignas como “Hoy alzo la voz para que mañana no falte ninguna”, “No estamos todas pero estamos para todas”, “Desde la tumba no se grita”, entre otras.

Pero en otra de las ciudades de ese estado, en Celaya, mientras se exigía una vida sin violencia, una mujer de 35 años de edad, vecina de la colonia Lindavista, fue asesinada por un grupo de hombres armados quienes dispararon en su contra al interior de un domicilio de la zona.

En Irapuato, la Secretaría de Seguridad Ciudadana dijo que se congregaron más de 1 mil 300 mujeres, donde detuvieron a dos hombres por presuntamente insultar a la autoridad.

Además en Guerrero, se estima que en la capital, Chilpancingo, salieron cerca de 2 mil mujeres a las calles para exigir alto al acoso sexual en instituciones educativas, y erradicar los matrimonios entre personas menores de edad; a propósito de ello, el mensaje principal de éstas acciones fue relacionado con la defensa de los derechos de las infancias, además de las denuncias por feminicidios y desaparición de mujeres.

En el resto de las entidades, los discursos de las manifestantes fueron similares, principalmente en cuanto a las exigencias al Estado para garantizar la seguridad de la mujeres sin simulación y apropiación de sus causas.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Se fortalece moneda mexicana: cierra en 18.94 pesos por dólar, su mejor nivel desde 2020

Rebelion

Elecciones 2022: material electoral mojado en casilla 0854 fue reemplazado en Cancún

Rebelion

Las 2 condiciones que pondrá AMLO a Elon Musk para instalarse en México

Rebelion