Rebelión
Nacional

Exigen renuncia de coordinador de Delegados por la Paz de Oaxaca… por violencia de género

Videos recientes en Proceso

OAXACA, Oax. (apro).- Mujeres víctimas de violencia, colectivas, organizaciones y feministas reprocharon al gobernador de Oaxaca, Salomón Jara, “proteger y ser cómplice de la violencia feminicida” en la que ha incurrido su colaborador Donato Vargas Jiménez, coordinador de Delegados por la Paz de la Secretaría de Gobierno.

“En Oaxaca estamos viviendo una pesadilla porque el cínico del gobernador Salomón Jara Cruz no tiene vergüenza al proteger y ser cómplice de la violencia feminicida en la que ha incurrido su colaborador Donato Vargas Jiménez, quien ha sido denunciado por sus prácticas sexistas, misóginas y violentas”, denunciaron las quejosas.

En conferencia de prensa, Martha Aracely Cruz Jiménez, quien perdió a dos hijos por la violencia que ejerció su entonces pareja Donato Vargas, y Sandra Domínguez, quien denunció la existencia de dos grupos de WhatsApp: “Sierra XXX” y “Mega Peda”, donde Vargas Jiménez comparte fotografías de mujeres desnudas, en particular de mujeres indígenas mixes, demandaron a Jara Cruz romper el pacto patriarcal y dejar de proteger a un violentador de mujeres.

Yésica Sánchez Maya, representante de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, manifestó que “Salomón Jara no solamente gobierna Oaxaca, sino que también es el presidente de la Conago (Conferencia Nacional de Gobernadores), y es un referente a nivel nacional, entonces, tiene una carga ética que colocar frente a la nación”.

Sin embargo, “el mensaje que quiere mandar es que ‘como (Donato) es buen trabajador’ puede violentar física, sexual y psicológicamente a las mujeres. Pues entonces las y los oaxaqueños se equivocaron al votar por él”, subrayó.

Dando la espalda al Palacio de Gobierno donde despacha Salomón Jara, las víctimas de violencia de género Martha Aracely Cruz Jiménez y Sandra Domínguez, así como la Red de Mujeres Mixes Mariposas, Consorcio Oaxaca y la Red Nacional de Abogadas Indígenas, exigieron aplicar las sanciones correspondientes emanadas de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios de Oaxaca.

Demandaron a Jara Cruz romper el pacto patriarcal y dejar de  proteger a Donato Vargas Jiménez, toda vez que conforme a la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, con su actuación el agresor no cumple principios de idoneidad, ni honorabilidad, ni mucho menos equidad de género.

Consideran que bajo la consigna de que ningún agresor ni violentador debe pertenecer al gobierno, mantenerlo significa ser cómplice de la violencia feminicida.

“Manifestamos nuestro repudio a que aún se mantenga en el gabinete de Salomón Jara a un agresor quien ha sido actor de diversas denuncias públicas por sus prácticas sexistas, misóginas y violentas”, agregó Sánchez Maya.

Martha Aracely Cruz Jiménez, denunció haber sido víctima de violencia familiar, en sus diversas formas: violencia física, psicológica, económica, patrimonial y sexual por parte de Donato.

Incluso mencionó que diversas personas que ahora son servidores públicos del actual gobierno, fueron testigos de dicha violencia, pues en múltiples ocasiones presenciaron golpes, amenazas, agresiones verbales, destrucción y la retención de sus bienes y pertenencias.

Narró su experiencia:

“Soy Martha Aracely Cruz Jiménez, mujer mixe, de la comunidad de Santa María Huitepec, Totontepec Villa de Morelos, en el año 2013, por cuestiones de trabajo conocí a Donato Vargas Jiménez, actual Coordinador de Delegados de Paz, del gobierno del estado de Oaxaca, ya que en esas fechas me dedicaba a elaborar proyectos.

“Meses después empezamos a tener una relación de pareja, durante el tiempo que duró nuestra relación fui víctima de violencia familiar, en sus diversas formas: violencia física, psicológica, económica, patrimonial y sexual de parte de él.

“A diversas personas que ahora son servidores públicos del actual gobierno del estado de Oaxaca, fueron testigos de dicha violencia, pues en múltiples ocasiones presenciaron golpes, amenazas, agresiones verbales, destrucción y la retención de mis bienes y pertenencias”.

“En julio de 2020, en las afueras de un hotel en Xaaga, Mitla, me golpeo, me destruyo mi celular y me amenazó que si lo denunciaba me arrojaría acido en la cara o me agarraría a machetazos. Consecuencia de la violencia que ejerció sobre mi persona perdí a mi bebé de 26 semanas de gestación, además en ese mismo año 2020, dejó volantes con mi foto desde el parque del amor hasta mi domicilio, ubicado en San Martín Mexicapam, situación que me provocó mucho miedo, caí en depresión y ansiedad, tuve que buscar ayuda para hacer frente a toda esta violencia sistemática de la que era víctima”, contó.

Antes, también perdió a un bebe de cuatro semanas de gestación al ser golpeada y pateada en su vientre.

“Comento esto, no para que me tengan lastima, sino para que entiendan el contexto de la violencia que durante años fui y soy víctima, no es fácil hablar, menos denunciar legal y públicamente”, subrayó.

Lo preocupante, dijo, es que el año pasado presentó una denuncia penal en contra de Donato Vargas Jiménez, y se inició la carpeta de investigación correspondiente, sin embargo, “desde que presenté mi denuncia fui víctima de malos tratos y además fui revictimizada por parte del personal de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Mujer por Razón de Género, que me dijo que debía ir sangrando para que pudiera denunciar los hechos que contenía mi denuncia”.

Otra de las víctimas de violencia de género, Sandra Domínguez, recordó que en el año 2020 y en 2023 se hizo pública la existencia de un grupo de WhatsApp que se llamaba “Sierra XXX” donde se invitaba a compartir fotografías de mujeres desnudas y en especial mujeres indígenas mixes, hecho que fue denunciado públicamente y de manera legal por ella; entre los integrantes de ese chat se encontraba Donato Vargas Jiménez y otras 100 personas más.

Por ello, también demandaron al Fiscal General del Estado de Oaxaca, a que actué con la debida diligencia, sin revictimización y otorgue las medidas de protección en favor de las víctimas; que se agilice la integración de la carpeta de investigación, y se proceda a la judicialización inmediata para que se garantice el derecho de acceso a la justicia, la verdad y la reparación integral del daño.

De igual forma, exigieron a la actual Defensora de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, que dicte las medidas cautelares a favor de las víctimas y a la  Secretaria de la Mujeres en Oaxaca y demás mujeres del gabinete, a que rompan el pacto patriarcal y que actúen en consecuencia.


Enlace a la fuente

Notas relacionadas

La UE aprueba el nuevo marco común para asegurar salarios mínimos dignos

Rebelion

Judge y los Yanquis entran a un invierno de incertidumbre

Rebelion

Atlas Clubes gana juicio al SAT y evade pagar 551 millones de pesos

Rebelion