Rebelión
Nacional

Deutsche Bank; el contagio no ha terminado

El viernes pasado, el mercado castigó a los bancos después de que Deutsche Bank, el banco privado más grande de Alemania y del mundo se desplomaran un 14%, en una clara muestra de que la crisis financiera no ha terminado.

Los temores de que los bancos enfrenten una de las crisis financieras más fuertes desde 2008 se intensifican con la caída de las acciones de la banca en Europa siguiendo la debacle de Credit Suisse, así como de Silicon Valley Bank y Signature Bank en Estados Unidos.

Lo cierto es que los títulos del mayor banco alemán se depreciaron una quinta parte de su valor por incumplimientos de crédito, los cuales sufrieron su mayor alza en un día de la que se tengan registros, encendiendo nuevamente las alarmas para el sistema bancario.

Al igual que Credit Suisse, el Deutsche Bank está catalogado como una institución de importancia sistémica, que implica que es demasiado grande para quebrar, debido a que esto podría generar una crisis financiera global.

Este banco fundado en Berlín hace 153 años, tiene activos valuados en más de 1.4 billones de dólares. De hecho, el pasado viernes, anunció que busca remediar de forma anticipada una deuda de 1,500 millones de dólares que vencía hasta 2028, pues argumentó que cuenta con las aprobaciones reglamentarias requeridas para ello.

Aunque esto puede ser visto como algo positivo, algunos inversionistas especularon que dicha decisión estaba relacionada con la Permuta de Riesgo Crediticio (CDS), un seguro que puede adquirirse para protegerse en caso de algún incumplimiento de pago.

Información de S&P Market Intelligence refiere que el costo de asegurarse contra el incumplimiento colocó a Deutsche Bank hasta los 220 puntos base, su mayor nivel en cinco años, ya que generó dudas sobre la estabilidad ante préstamos corporativos.

Tras la fuerte caída en el marcado, el canciller de Alemania, Olaf Scholz aseguró que “no hay que preocuparse”, pues el Deutsche Bank, “es muy rentable”, mientras que Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, afirmó que dicho organismo está completamente preparado para dar liquidez al sistema financiero de la zona si es necesario.

Por su parte, Janet Yellen, secretaria del Tesoro de Estados Unidos, indicó que los organismos reguladores están preparados para tomar medidas y asegurar los depósitos bancarios si las condiciones lo ameritan, aunque también llamó al Consejo de Supervisión de la Estabilidad Financiera a una reunión no programada.

La realidad es que, tanto en Europa como en EUA, los reguladores continúan intentando mostrar calma ante la incertidumbre en los mercados y el sector bancario.

Deutsche Bank cuenta con activos valorados en 1.4 billones de dólares que, para ponerlo en perspectiva, equivale a toda la producción de bienes y servicios que México aportó a su PIB en 2022.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Así respondió Ebrard al republicano que dijo que ‘sin EUA, México comería comida para gatos’

Rebelion

Banco Central Europeo desacelera aumentos de tasas de interés

Rebelion

UNT alista marcha nacional en demanda de que AMLO resuelva conflictos sociales y laborales

Rebelion