Rebelión
Nacional

Cierre parcial del estadio de la Juventus por racismo

MILÁN (AP).– Juventus tendrá que disputar su próximo partido de local en la Copa Italia con su estadio parcialmente cerrado debido a los cánticos racistas que algunos de sus aficionados dirigieron contra Romelu Lukaku del Inter de Milán.

Lukaku fue amonestado con una segunda tarjeta amarilla por provocar a los aficionados de la Juve, llevándose un dedo a los labios en un gesto de silenciar al público tras convertir el penal en los descuentos que decretó el empate 1-1 en el duelo de ida de las semifinales el martes.

El atacante belga quedó suspendido para el encuentro de vuelta el 26 de abril, algo que fue confirmado el jueves por el juez de la comisión disciplinaria de la liga italiana.

El gesto de Lukaku hizo enfadar al equipo rival y el partido acabó con un forcejeo entre los dos equipos. Juan Cuadrado, extremo colombiano de la Juventus, y Samir Handanovic, el arquero esloveno del Inter, también fueron expulsados.

Cuadrado recibió una suspensión de tres partidos, mientras que Handanovic fue suspendido por un partido. Cada jugador deberá pagar una multa de 10 mil euros (11 mil dólares).

Un sector de la tribuna sur del estadio Allianz Stadium será clausurado cuando Juventus dispute su primer partido de local en la próxima edición de la Copa Italia.

Juventus dijo que colaborará con las autoridades para identificar a los hinchas responsables. La agencia de representación de Lukaku reaccionó indignada por la amarilla mostrada al centrodelantero.

“Las autoridades italianas deberían aprovechar esta oportunidad para ir de frente contra el racismo, en lugar de castigar a la víctima del abuso”, dijo el presidente de Roc Nation Sports International, Michael Yormark.

Lukaku, quien es negro, ha sido foco de cánticos racistas en múltiples ocasiones durante sus dos etapas con el Inter.

Fiorentina derrotó 2-0 a Cremonese en la ida del otro cruce de semifinales. La final se jugará el 24 de mayo en Roma.

El incidente que involucró a Lukaku es el más reciente de un repunte del racismo en el futbol europeo tras un periodo de calma durante la pandemia de coronavirus.

También el jueves, el zaguero de Leipzig Benjamin Henrichs publicó los mensajes de odio, incluyendo insultos racistas que recibió en Instagram tras la victoria de su club por 2-0 ante Borussia Dortmund en la Copa de Alemania.

Henrichs, quien es negro, nació en Alemania y ha disputado siete partidos con la selección nacional.

De vuelta en Italia, la Lazio recibió esta semana una sentencia suspendida de un cierre parcial de su estadio, luego que algunos de sus hinchas entonaron cánticos antisemitas a la Roma durante el derbi capitalino el mes pasado.

El jueves de la Serie A ordenó el cierre de la Curva Nord, el extremo norte del Estadio Olímpico, donde se concentran los ultras de la Lazio, por un partido pero tomó en consideración que el club vetó de por vida a tres aficionados.

Y en España, el delantero del Real Madrid Vinicius Junior testificó el martes contra el aficionado de Mallorca acusado de proferir insultos racistas en su contra durante un partido de la Liga de España. El astro brasileño dijo que no aceptará la disculpa del aficionado. Los insultos contra el jugador de 22 años se han incrementado desde que empezó a bailar para celebrar sus goles.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Chivas presenta a su nuevo director técnico, el serbio Veljko Paunovic

Rebelion

‘Mal día’ para Zuckerberg, tras caída de Facebook pierde 7 mil mdd en horas y su fortuna se reduce 

Rebelion

Las pérdidas por la inseguridad en las empresas sumaron 120.2 mil millones de pesos en 2021: Inegi

Rebelion