Rebelión
Nacional

Abortan de último minuto lanzamiento de cohete impreso en 3D

CABO CAÑAVERAL, Florida, EU. (AP) — Un cohete construido casi exclusivamente con partes impresas en 3D continuaba el miércoles en la plataforma después de que su primer lanzamiento fuera abortado en el último minuto.

La empresa Relativity Space, con sede en California, intentaba poner el cohete en órbita desde un sitio que anteriormente era para el lanzamiento de misiles en la Estación de la Fuerza Espacial en Cabo Cañaveral. No se anunció de inmediato cuándo es que la compañía podría realizar un segundo intento.

Las computadoras de vuelo a bordo suspendieron la cuenta regresiva cuando quedaba poco más de un minuto debido a un problema en la temperatura de la etapa superior del cohete. El control de la misión decidió corregir el problema e intentarlo de nuevo antes de que se cerrara el periodo en el que era posible realizar el lanzamiento, pero a fin de cuentas decidió dejarlo para otro día.

Se trata de un cohete relativamente pequeño, de 33 metros (110 pies) de altura, y lo único que transportará será un recuerdo: la primera impresión metálica en tercera dimensión de las impresoras de la compañía.

El 85% del cohete, llamado Terran, está hecho a partir de partes impresas en 3D de la fábrica de la empresa en Long Beach, California, incluidos los motores. Relativity Space aspira a incrementar esa proporción en futuras versiones.

Los cohetes Falcon de SpaceX han estado volando durante años con partes impresas en 3D, pero no en la cantidad de las que tiene el nuevo Terran.

Relativity Space dijo que su cohete es el objeto impreso en 3D más grande que se intenta lanzar.

El empresario Mark Cuban, del programa televisivo Shark Tank, fue uno de los primeros inversionistas en la compañía.

 

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Choques que han afectado a la inflación han dado señales de mitigación: Banxico

Rebelion

Alcaldía realiza operativo en el Desierto de los Leones; personas distribuían droga y cobraban cuotas por entrar

Rebelion

Los criminales no tienen dónde esconderse: Ken Salazar

Rebelion