Rebelión
Nacional

Gran Bretaña eliminará controles fronterizos a Irlanda del Norte

El primer ministro británico, Rishi Sunak, y la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, anunciaron este lunes un acuerdo para reformar el Protocolo de Irlanda del Norte incluido en el tratado del Brexit.

“Me complace informar de que hemos hecho un avance decisivo. Hemos cambiado el protocolo y ahora anunciamos el acuerdo marco de Windsor”, señaló el líder conservador en una rueda de prensa conjunta en la localidad de Windsor, al oeste de Londres.

“Este acuerdo marco nos permite abrir un nuevo capítulo de nuestra asociación y conseguir soluciones que responden a las preocupaciones de los norirlandeses”, agregó la presidenta de la CE.

Sunak aseguró que el acuerdo alcanzado después de años de negociaciones con Bruselas por parte de diferentes Gobiernos conservadores “ofrece un comercio fluido en todo el Reino Unido, protege el lugar de Irlanda del Norte en nuestra unión y salvaguarda la soberanía del pueblo de Irlanda del Norte”.

Entre los cambios más importantes al texto actual, que fue suscrito en 2019 por el ex primer ministro “tory” Boris Johnson, se eliminan los controles fronterizos entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña para los bienes destinados solo a la provincia británica.

Estos bienes irán por un “carril verde” -monitorizado electrónicamente por la CE-, mientras que en el “rojo”, con chequeos aduaneros, se mantendrán los que van a la república de Irlanda, que permanece en la UE y el mercado único europeo.

Esto “eliminará la sensación de que hay una frontera” entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido, mantuvo Sunak.

Además, añadió, el Parlamento autónomo de Belfast, más conocido como Stormont, podrá aplicar “un freno de emergencia frente a cualquier cambio en las normas para los bienes” que introduzca la Unión Europea.

“Si (Stormont) echa el freno, el Gobierno británico tendrá veto” sobre su implementación, explicó.

Sunak confirmó que “a su debido tiempo” someterá el “acuerdo marco de Windsor”, que reforma el antiguo Protocolo, a votación en la Cámara de los Comunes.

Aceptó que tanto algunos de sus colegas conservadores como los unionistas norirlandeses, que consideran que el Protocolo amenaza la integridad territorial del Reino Unido, “necesitan espacio y tiempo” para sopesar su contenido.

La resolución del asunto del protocolo norirlandés es el último gran escollo en el largo proceso de salida del Reino Unido de la UE, iniciado tras la victoria del Brexit en el referéndum de 2016.

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, destacó este lunes que el acuerdo es el resultado de “un largo y difícil” proceso de negociación entre el Reino Unido y la Unión Europea.

El jefe del Gobierno de Dublín, de coalición entre democristianos, centristas y verdes, confió en que el “positivo resultado” de las conversaciones para “lograr soluciones conjuntas” reforzará las relaciones entre las partes tras el Brexit.

“Quiero felicitar a ambos equipos que han trabajado tan duro y en buena fe para llevarnos hasta este momento. También reconozco el papel de los partidos norirlandeses por su participación constructiva”, agregó Varadkar.

Su viceprimer ministro, Micheál Martin, también celebró hoy que el llamado Acuerdo marco de Windsor para reformar el protocolo garantiza que la provincia británica se beneficia de su permanencia en el mercado interior comunitario y en el británico.

“El consenso logrado hoy entre la Unión Europea y el Reino Unido aportará la estabilidad y certeza que necesita Irlanda del Norte para seguir avanzando”, declaró el “número dos” del Gobierno, quien desempeña asimismo la cartera de Asuntos Exteriores.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Rubalcava sube tres lugares: el mejor de la oposición en el Power Ranking CDMX

Rebelion

Kanye West quiere ser presidente de EU en fórmula con Donald Trump

Rebelion

Corea del Norte lanza por segundo día consecutivo un misil balístico hacia el mar de Japón

Rebelion