Rebelión
Nacional

Credit Suisse provocó un “miércoles negro” para los mercados de capitales

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—El el nerviosismo causado por el deterioro de la posición de liquidez del grupo financiero Credit Suisse provocó un “miércoles negro” para los mercados de capitales y para el peso que volvió a perder terreno frente al dólar.

De entrada, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró una pérdida de 1.15% en la sesión, con 26 de sus 35 emisoras mostrando caídas.

Al igual que en el resto del mundo, las mayores pérdidas las sufrieron las acciones de los bancos como Banregio con un desplome del 7.30%, Banorte con un retroceso de 4.77% y BanBajío con una baja de 4.57%.

También destacaron las pérdidas de Quálitas (-3.32%), Grupo México (-2.87%), Operadora de Sites (-2.76%) y Gruma (-2.53%).

La caída de la BMV estuvo en línea con el Estándar & Poor’s (S&P 500) de Estados Unidos, el cual perdió 0.70%, mientras que en Europa,  el índice STOXX 600 de Europa registró una caída de 2.92%, siendo esta su peor sesión desde el 4 de marzo del 2022. El DAX de Alemania perdió 3.27%, el FTSE 100 del Reino Unido 3.83% y el CAC 40 de Francia 3.58%.

Las pérdidas se dan ante el nerviosismo causado por el deterioro de la posición de liquidez del grupo financiero Credit Suisse, de acuerdo con el análisis del Banco Base.

Por la mañana, las acciones del banco suizo llegaron a caer hasta un 30% después de que el Saudi National Bank, su principal accionista, anunciara que no daría más respaldo al banco. La posición financiera de Credit Suisse ya era débil y se vio agravada por el “sell-off” reciente de empresas del sector bancario.

Sin embargo, acotó, después del cierre del mercado europeo, el Banco Nacional de Suiza (SNB)—el banco central del país—anunció que, de ser necesario, estarían proveyendo a Credit Suisse con liquidez, ya que cumple con los requisitos de capital y liquidez que por regulación se imponen a los bancos de importancia sistémica.

Por su parte, el peso cerró la sesión con una depreciación de 2.04% o 37.9 centavos, cotizando alrededor de 18.98 pesos por dólar.

La depreciación del peso se debió a un regreso de la aversión al riesgo al mercado financiero global, ante la especulación de que podría ocurrir una crisis bancaria en Europa y Estados Unidos. 

En la sesión, el dólar se fortaleció 0.88% de acuerdo con el índice ponderado, al elevarse su demanda como refugio. En la canasta amplia de principales cruces, las divisas más depreciadas fueron: el florín húngaro con 3.30%, el peso chileno con 2.77%, la corona checa con 2.61%, el peso colombiano con 2.13%, la corona noruega con 2.09% y el franco suizo con 2.05%.

Por lo pronto, el Banco Base recordó que en la sesión del jueves el mercado estará atento al anuncio de política monetaria del Banco Central Europeo donde se anticipa un incremento a sus tasas de interés de 50 puntos base. Mientras que en Estados Unidos se publicarán las solicitudes iniciales de apoyo por desempleo de la semana pasada, los inicios de vivienda de febrero y los permisos de construcción del mismo mes.

 

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

La llegada de Ricciardo a Red Bull no es para presionar a “Checo” Pérez: Helmut Marko

Rebelion

Polémica por la foto donde Messi viste un atuendo árabe

Rebelion

¿Tamales japoneses? Estos son algunos sabores que una mexicana venderá en el Super Bowl

Rebelion