Rebelión
Nacional

Contaminación puede causar cáncer de pulmón: Nature

La contaminación atmosférica por partículas finas puede favorecer la proliferación de mutaciones genéticas específicas de algunos tipos de cáncer de pulmón, lo que conduce a una mayor progresión tumoral, señala una investigación publicada en Nature que describe, además, los mecanismos implicados.

El estudio sugiere que tres años de exposición a altos niveles de contaminación pueden ser suficientes para que surja este cáncer, resume la revista.

Sus responsables son investigadores del Instituto Francis Crick de Londres quienes han realizado un estudio epidemiológico con datos de 32,957 individuos para determinar la correlación entre partículas finas de contaminación atmosférica y cáncer de pulmón, y han utilizado modelos de ratón para averiguar los procesos celulares que podrían estar detrás.

Foto: Cuartoscuro

La contaminación atmosférica es un cóctel de muchos componentes tóxicos y el término PM -siglas en inglés de Particulate Matter- se usa para describir una mezcla de pequeñas partículas sólidas y líquidas que se encuentran en el aire.

Estas partículas se dividen en categorías según su tamaño y las especialmente finas -como las PM2.5 y las PM0.1- son las más preocupantes en cuanto a los efectos perjudiciales para la salud.

El aumento de la exposición a la contaminación se asocia a una mayor incidencia del cáncer de pulmón y una de las principales causas son precisamente esas partículas finas de 2.5 micrómetros o menos (PM2.5), que pueden penetrar profundamente en el pulmón.

La interacción entre los desencadenantes ambientales y las mutaciones genéticas asociadas a este cáncer (como las de los genes EGFR o KRAS, dos de los genes con mutaciones más frecuentes en el cáncer de pulmón no microcítico) no se conoce bien.

Liderados por Charles Swanton, el equipo investigó la relación entre la exposición a PM2.5 y la frecuencia de cáncer de pulmón en 32,957 individuos con una mutación en el gen EGFR de cuatro países (Inglaterra, Taiwán, Corea del Sur y Canadá). Este tipo se produce también en pacientes no fumadores.

“La contaminación del aire mata a ocho millones de personas al año en todo el mundo. Unas 300,000 de ellas mueren de cáncer de pulmón. Parte de ellas es gente que nunca ha fumado, pero que tiene la mutación EGFR”, afirmó Swaton.

Los autores informan de que la exposición a niveles crecientes de PM2.5 se asocia con una incidencia estimada creciente de cáncer de pulmón EGFR-mutante.

Por ejemplo, las observaciones de un grupo de 228 individuos con cáncer de pulmón procedentes de Canadá constataron una mayor frecuencia de casos tras tres años de alta exposición a contaminantes atmosféricos PM2.5 (73%) frente a una baja exposición (40%).

Foto: Cuartoscuro

“En conjunto, estos resultados sugieren que las PM2.5 podrían actuar como promotoras de tumores y agravar aún más las mutaciones cancerosas existentes”, describe Nature.

Comprender esta relación puede abrir vías para la prevención y proporcionar un argumento a favor de iniciativas para abordar la calidad del aire como una prioridad para la salud pública.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Elecciones 2022: IEQROO toma receso, reportan 700 casillas instaladas en Quintana Roo

Rebelion

Arturo Zaldívar se despide como presidente de la Suprema Corte | Video

Rebelion

Osorio Chong y Claudia Ruiz Massieu presentan impugnación a ampliación de dirigencia de Alito

Rebelion